Tentativamente y para siempre

como todas las cosas

Bonitas, feas, flacas, gordas, listas, brutas y…¡YO!

PicsArt_1407021487681

Es un mundo extraño este que nos ha tocado vivir. Nos hemos separado según nuestras cualidades y eso determina el rol que debemos desempeñar hasta el final de los días o hasta que  pasemos por un extreme makeover.

En nuestro caso, el de las mujeres, están las bellas y las feas y sus subproductos: las listas y las brutas. Y no, no quiero decir que no existan feas brutas, o bellas inteligentes, solo que no son la mayoría y para los fines de este escrito, me tomo la licencia de generalizar.

No es complicado darse cuenta, analizando un poco a cualquier grupo de féminas, que las bonitas, confiadas de su físico, no se esforzaron mucho en crear una personalidad arrolladora, ¿en qué momento y para qué? Si siempre tuvieron un argumento en la cara que les facilitó las cosas. (Y no me vengan con la payasada de que el mundo es difícil para las bellas e inteligentes porque nadie las cree capaces. Mamita, si tienes esa dupla y todavía te cuestan las cosas en la vida es porque en verdad eres soberana burra).

En cambio las feas y las gordas, ojo que no son lo mismo, se vieron obligadas a desarrollar personalidad y sentido del humor, aprender a responder rápidamente, leer más, saber de cosas que los demás no sospecharon hasta finalmente convertirse en mujeres interesantes.

Hay otro grupo, a las que me gusta llamar tibias, a las que el pool genético les jugó una mala pasada que truncó su desempeño en la sociedad. Mujeres como yo, por ejemplo, de 1,67, que nos quedamos a tres centímetros de cualquier posibilidad ser Miss. Chicas con la cintura agostísima pero de piernas gordas y con celulitis obviamente, porque bueno, todas tenemos celulitis.

De paso, tengo unos ojos enormes, enmarcados en unas cejas bonitas, casi tan tupidas como mis pestañas que parecen de mentira, ensortijadas, coquetas, que protegen a un cristalino miope . Son unos ojos que, desde luego, jamás se ven por culpa de los lentes de los que no debo separarme a menos que quiera ser un peligro para la sociedad.

Y bueno, me parece que es casi obvio, pero a la par, la genética me dio una narizota. Visiblemente torcida que traza una diagonal en el medio de mi cara y que transforma en un Picasso a mis fotos de frente. Pero como es una torcedura perfecta, sin baches ni montañitas, hace que desde algunos ángulos no solo me vea normal, sino que parezca bonita.

Todo iba bien hasta la adolescencia, cuando comencé, como todos, a buscar mi lugar en el mundo y no sabía si era de las feas o de las bonitas y si debía, por lo tanto, pintarme las uñas o leer libros. ¿Qué me iba a ayudar en el futuro? ¿De que me debía apoyar: de mi cerebro o del trasero Kardashian que me dio la madre naturaleza? La respuesta nunca llegó y el temor de decantarme por la cualidad equivocada y arruinarme la existencia, hizo que mi yo de 13 años decidiera tratar de cultivar las dos.

Así pues llevaba enciclopedias al colegio para leer en los recreos, pero iba al salón de belleza religiosamente los domingos. Conocí de historia, literatura y política mientras esperaba en la cita para la depilación de cera. Aprendí a maquillarme, tuve novio, buenas notas, aparatos, clases de protocolo y etiqueta y me interesaba sobre la perestroika y el glasnost. Todo para estar lista, llegado el momento, y cumplir con mi papel en la sociedad.

Un par de veces, en carnavales, logré ser la reina de mi salón, pero jamás gané la corona del colegio, (siempre lo achaqué a las horas en las que me la pasaba estudiando). En mi último año, presenté la prueba para entrar a la carrera que más puntos exigía y lo logré, pero antes viví dos tormentosos meses teniendo la certeza de que había puesto la torta en la parte habilidad numérica por haberme trasnochado arreglándome el pelo.

La verdad es que nunca he podido confiarme de mi belleza para obtener nada, no todos me encuentran bonita; ni de mi inteligencia, porque más de uno me considera, y con toda razón, una perfecta imbécil. He estado en reuniones donde me siento la más bruta a un kilómetro a la redonda, pero con el confort de saberme la más linda del lugar y en sitios donde solo la certeza de saber quiénes fueron Danton y Robespierre me sacan de la depresión de sentirme un bagre.

Porque nunca he sido lo suficientemente fea, o flaca, o bruta, o gorda, o linda para cumplir con el canon de la sociedad y todo por ese momento de indecisión adolescente y sentido de superioridad hueca de quien cree que puede hacerlo todo.

Por esta falta de enfoque ni siquiera pude desarrollar el extraordinario sentido del humor de las gordas. El mío es uno de belleza extraña, contextura promedio y caderas prominentes. Rarísimo, estúpido y de vez en cuando sarcástico, especialmente si en la mañana algún brote de acné decide adornar mi cara.

¿Qué debo hacer? ¿Usar mis ideas para burlarme del sistema?, ¿coquetear para escalar en mi camino al éxito?, ¿ser la chica linda de la película? ¿protagonizar la versión nueva de La venganza de los nerds?¿Comprar la Cosmo o la National Geographic?

Creo que nunca lo sabré.

Estoy destinada a ir por la vida con la incógnita, preparándome para ser ambas cosas en cualquier momento en un mundo polarizado que se olvidó por completo de hacerle espacio a la gente normal.

Anuncios

8 comentarios el “Bonitas, feas, flacas, gordas, listas, brutas y…¡YO!

  1. patty colomine
    agosto 3, AM

    Mi loca creo que vivi contigo tu transformación en el bello cisne que eres, aunque nunca te considere el patito feo, ( para mi eres hermosa desde el primer dia en que te vi) , con esas virtudes que tu llamas y describes como defectos.
    Primero: Por Dios !! Tu prodigiosa memoria, envidia de todos tus seres cotidianos, que tenemos el privilegio de ser testigos que no existe libro que no recuerdes, desde tus dos años (te sabes de memoria, los cuentos que te leia nuestro abuelo) . Segundo:Tu brillante sentido común bien heredado y pulido de tu madre. Tercero: Creo que si te encuentras a ti misma en tu espantoso y perfecto cuerpo de guitarra y entre tus envididas pestañas que no necesitan maquillaje, no puedes autoclasificarte fea, suena mas humilde llamarte bruta Jajajajajajaja.
    Creo que no he conocido mujer con el mejor cerebro de nerd metido en el cuerpo de una hermosa odalisca ( aunque seas judia) y se que aunque te destruyas, tu eres un cuatro por cuatro bella e inmensamente inteligente ademas de otras cosas bellas q te adornan .
    Aunque te digo que despues de un embarazo y un sadico sobrepeso, luego de una vida conviviendo con un cuerpo perfecto. uno aprende a tener el carisma de las grodas (todo es un mecanismo de supervivencia) asi que lo que te aseguro que la danny de hoy no sera la misma del futuro. Disfrutate. Te amo

    • danitruzman
      agosto 4, AM

      Lo hago, bella, si de algo me ha servido ser tan cerebrito es para entender que lo más astuto que podemos hacer es asumir nuestros defectos y encontrarles su lado bello.

      La reflexión me salió de pensar que el mundo está hecho como en blanco y negro y la mayoría estamos en la escala de grises. Como en las pasarelas de moda, que armaron un escándalo porque todas las modelos eran talla 0 y anoréxicas, ahora hay desfiles con modelos XXL pero una talla M o L no camina una pasarela ni de por casualidad.

      Te amo, prima. Me conmovió mucho leer este retrato hablado que hiciste de mí.

  2. marlenys.
    agosto 4, PM

    Excelente reflexión. tambien soy de quienes creemos en terminos medios. La vida es una coexistencia de certezas medianas. Nadie hasta ahora, puede adjudicarse el conocimiento de la verdad.
    En todas las expresiones humanas podremos observar, siempre y cuando nos quitemos, previamente nuestra dualidad, esa amplia gama de matices, los cuales describes de manera tan acertada en tus reflexiones. Tu estilo al escribir es ya una evidencia de esa escala de grises.

    • danitruzman
      agosto 5, AM

      Me gusta esa frase: “la vida es una coexistencia de certezas medianas”, nada más cierto que eso.

  3. juani
    agosto 4, PM

    Vivimos en una sociedad muy superficial, cuando eres adolescente siempre te encuentras todos los defectos del mundo, no falla, así que no te preocupes, todos pasamos por ello, lo superas todo menos la gordura (de momento, ya te contaré a los 60). Por cierto, no todas las gordas son simpáticas, conozco a muchas que son bastante bordes. No eres fea, hazme caso, tienes una belleza muy particular, no tienes que ser rubia, ojos azules, (siliconada), con unas piernas super largas, en el mundo hay demasiado postureo, hay que marcar la diferencia. Eres inteligente y escribes muy bien, no aburres y mantienes el interés en tus artículos, lo cual ya es mucho decir de mucha gente que no puedo pasar ni de la primera línea. Asi que no te amargues y se tu.

    • danitruzman
      agosto 5, AM

      ¡Gracias por todas las flores!, especialmente por acompañar me hasta la última línea. La verdad es que leyendo algunos comentarios que recibí, creo que el texto se puede interpretar como que lo escribí en medio de un bajón de autoestima, pero la intención iba más hacia criticar cómo se nos puede ir la vida tratando de encajar.

      Claro, ha sido con el tiempo que entendí que lo más inteligente que podemos hacer es encontrar la belleza en los defectos, creo que por eso no me da temor bromear sobre ellos.

  4. elena
    diciembre 12, PM

    Quien es la chica de la Foto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el agosto 2, PM por en Tentativamentes.

Categorías

Follow Tentativamente y para siempre on WordPress.com

Haz clic para seguir el blog y recibir actualizaciones de nuevos posts en tu correo.

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: